22 noviembre 2009

La profesora de baile (parte 3)

En realidad jure que este fic seria de nada mas 3 capitulos, pero me vinieron mi cosas a la mente y creo que seran uno o dos caps mas ^^ ame la actitud de esots dos, me base un poquito en Outo ya entenderan la razon jeje see you!

----------------------------------------------------------------------

- Ya ha pasado un mes su majestad… ¿no cree ud que es hora de… no se… supervisarlos? –decía el joven asistente, un día caluroso junto a la princesa.

- ¿Supervisar qué? –decía la princesa mientras jugaba con su cabello.

- Ya sabe… el progreso de mi señor –decía el joven rubio intimidado.

- No quiero, no hay necesidad, yo se que esos dos deben haber progresado bastante a estas alturas supongo –decía la chica, y seguramente el “progreso” al que ella se refería era muy diferente al que el chico mencionaba.

- Si, supongo que, ya su majestad debería saber los pasos, es decir, un mes es bastante tiempo para aprender.

- Ah, tú te refieres al baile –decía la princesa cayendo en cuenta –si, supongo que eso también.

- ¿También? –decía el joven desconcertado

- Hay Nokoru, hay que ver que eres inocente –decía la princesa pasando la mano por el cabello del chico.

Mientras tanto, en otra sala, los dos chicos estaban bebiendo un licor que “por casualidad” dejo la princesa allí, diciendo que era solamente un jugo, los dos chicos desistieron de la idea de practicar, ya que syaoran solamente podía hacerlo perfecto con sakura, cosa de que ambos se dieron cuenta desde la última vez que ensayaron junto con la princesa.

- No sé qué vamos a hacer ahora Syaoran, er, digo su majestad –dijo la bailarina, roja por su atrevimiento y por todo lo que había bebido.

- No te preocupes, dime Syaoran –decía el casi faraón sentado a su lado… tal vez demasiado cerca.

- Pero, ud y yo, somos diferentes… no puedo

- Dime Syaoran, yo te digo Sakura y todos felices –dijo el chico con una gran sonrisa

- Pues… si a ud le parece bien, bueno, Syaoran –dijo la chica sonrojada y con una sonrisa

- Si, sabe, creo que nunca me casare con Tomoyo, por cómo van las cosas, no puedo bailar con ella, siempre la piso, ya no se qué hacer –dijo el chico soltando una risotada mezclada con algo de dolor.

- Pues cácese conmigo –dijo ella bromeando y riendo.

- ¡Qué más quisiera yo! –dijo el chico completamente enrojecido y en ese momento, se puso de espaldas a ella.

- ¿Qué? –dijo Sakura desconcertada.

- Es broma ¡es broma! –dijo el príncipe solucionando las cosas.

- A… claro una broma, que tonta soy –dijo la chica aun sonriendo, pero con un aire triste.

- No quiero decir que no seas bonita, de hecho, eres hermosa, y divertida, y una buena profesora, y amable, y dulce y…

- Calla o terminare por creérmelo –dijo la chica poniendo un dedo en sus labios

- Pero, es la verdad, y yo… bueno, yo

- Tu… ¿Qué?

- Nada, no es nada, es mejor que regresemos con Tomoyo, ya se nos ha pasado la hora.

- Ven –dijo la chica tomándolo de la mano –hay algo que te quiero mostrar.
El príncipe no pudo negarse, asi que la siguió. Se fueron por detrás, por el camino al rio que le gusta a la princesa, pero luego se desviaron, fueron por un prado de mucha humedad, y al llegar al final había una especie de médano, pero al borde había muchas palmeras frondosas, lo que hacía un lugar fresco y agradable.

- ¿Y esto? –pregunto el chico con la mano aun agarrada a la de ella

- Mi escondite, lo descubrí cuando tenía 8 años… pensé que ud ya sabía sobre el –dijo la chica satisfecha de sí misma.

- No… nunca lo había visto, es lindo –dijo el chico arrecostandose a una palmera.

- Eso ya lo sé, pero quería que escuchara más de lo que puede ver.

- ¿Qué? –pregunto Syaoran.

- Considérelo un ejercicio de concentración –dijo la chica sonriendo –ahora cierre los ojitos y tome mi mano.

- Bien –dijo el obediente.

- Ahora, oiga a su alrededor, sienta como el desierto se apodera de ti.
Pasaron un rato sentados allí, escuchando todo lo que les rodeaba, hasta que el chico pudo hablar:

- Siento como si el espíritu de Horus se apoderara de mi

- Y yo siento como me desintoxico –dijo Sakura aun con los ojos cerrados

- Supongo que tienes razón

- Hay que ver que eres inocente –dijo la chica arrecostandose en la arena

- ¿Por qué?

- No es nada.

- Sabes, yo creo que han cambiado muchas cosas desde que llegaste

- Eso es obvio, los encuentros cambian a la gente.

- Lo dices con mucha serenidad.

- Mi padre solía decirlo mucho –dijo la chica con una sonrisa –al igual que un amigo de mi hermano.

- No quiero que te vayas.

- No me iré si eso quieres, puedo quedarme con la princesa como hace una semana…

- No me refiero a eso –dijo el chico escondiendo la cara –no quiero… que te vayas

- Hablas de que… no quieres dejar de verme ¿es eso? –dijo la chica disimulando una sonrisa.

- Si, es exactamente eso, pienso que eres… una buena amiga –dijo él con una sonrisa

- ¡Gracias Syaoran! –dijo Sakura y le abrazo, el estaba realmente rojo pero de todas formas le devolvió el abrazo y él le dijo con más decisión:

- Deseo que te quedes, aquí, yo… te quiero

- Yo también te quiero, amigo Syaoran –dijo ella con una sonrisa –ahora volvamos a la pirámide ¿sí? –dijo ella extendiéndole la mano

- A… por supuesto –dijo el tomándola para volver, pero por alguna razón, ese “te quiero” no le pareció lo suficiente.

Syaoran sentía un fuego extraño en su interior, la verdad es que quería abrazar a aquella chica como nada, sentir que ella era de él y que le querría por siempre, fue ahí donde entendió la frase que Tomoyo-sama le dijo “con alguien más que no sea Sakura…” el no podría, ya que estaba destinado a estar con aquella chica pero, ¿Cómo iba hacer? Ya estaba comprometido y ella era la persona que le enseñaba a bailar, aquello estaba mal, pero la verdad no importaba, el encontraría un modo de ser feliz por su cuenta… junto con ella.

Sakura hime Pictures, Images and Photos¿ que les parecio? ¿estan muy lanzados? ¿o estan bien?

1 comentarios:

shira dijo...

Haber si te gusta es la mejor foto de tomoyo ya ke no hay muchas

http://img405.imageshack.us/img405/7708/headerds.jpg